Revista Interna Universidad Europea

UE
20 octubre 2018

Logros 13.12.2017

Fernando Ávila publica un reportaje fotográfico para ACNUR España

El profesor Fernando Ávila, de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la Universidad Europea, es un profesional con un recorrido de más de 15 años en distintas televisiones nacionales e internacionales. Ha sido editor de numerosos documentales y reportajes y enviado especial durante más de 10 años en lugares de conflicto como Somalia, Yugoslavia, Ruanda, Zaire o Rusia.
 
Ha tenido la oportunidad de entrevistar a personajes tan relevantes como  Yasser Arafat, Fidel Castro, Simón Peres, George Bush, Bill Clinton, Mijail Gorbachov, Vladimir Putin, Jacques Chirac o Kofi Annan, entre otros. Además ACNUR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, acaba de publicar un reportaje fotográfico que Fernando realizó en febrero en el que plasma las realidad de los inmigrantes del tren La Bestia, que atraviesa México de la frontera sur a la frontera norte. Puedes ver el reportaje en este enlace.
 
Compartimos unos momentos con Fernando para preguntarle por su experiencia profesional al enfrentarse a este tipo de realidades.

¿Como surgió la idea de realizar este reportaje?

La idea surge estando en México, mientras impartía un taller de Fotoperiodismo en el periódico El Debate de Sinaloa. Siempre me interesó esta epopeya a la que se enfrentan los migrantes centroamericanos, cargada de peligro y esperanza a partes iguales. Aunque el reportaje que estaba realizando era sobre el narcotráfico en aquella región, surgió la posibilidad de realizar un acercamiento a un grupo de personas que hacían escala en Estación Sufragio, una de las paradas de esta cadena de trenes que se denominan La Bestia. De ese día son las imágenes. 

Una vez en España hablé con Amaia CELORRIO, Directora de Comunicación de ACNUR España y le enseñé el reportaje. Les gustó mucho y me ofrecieron su publicación para dar difusión a el drama humano que sufren miles de personas recorriendo más de 3 mil kilómetros de la costa mexicana hasta llegar a EEUU buscando, en teoría, una vida mejor . Para mí ha sido un privilegio poder narrar con imágenes esa odisea y dar unos días de protagonismo a esas personas, habitualmente olvidadas.

¿Después de haber entrevistado a tantos líderes y haber estado en tantos lugares de conflicto ¿qué es lo que más te ha marcado/impactado?
 
Desde el punto de vista humano, la capacidad de supervivencia y de sufrimiento del ser humano. En cualquier conflicto, sea en el lugar que sea, encuentras las mismas miradas en las personas que los sufren. Son miradas de desesperación , dolor y miedo. Pese a eso, todos ellos luchan por intentar librarse de un final previsible, dando una lección de fuerza y humanidad que te acompaña siempre… al menos a mí me ha dado otra perspectiva de la vida.

En el plano profesional, el conflicto de los Grandes Lagos en África. El genocidio que tuvo lugar en Ruanda en el que asesinaron a 800 mil personas en 3 meses. Fueron los tres meses más duros que recuerdo. En España, el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco y lo que se vivió en Ermua durante aquellos 4 días. También, y en otro ámbito, las entrevistas a Fidel Castro y Arafat.
 
 
¿Hay alguna característica común a todos ellos?

Hay varias coincidencias recurrentes. Como decía antes, las miradas de las personas. Pero también la empatía reportero-víctima . En ocasiones se hace una visión demasiado simplista y poco real del reportero. No hay héroes ni valientes, y sí mucho miedo. Pero también existe una decidida participación para contar lo que ocurre e intentar, a través de las cámaras , dar a conocer las injusticias que suceden para evitar su repetición. Creo que es un error llamar a este tipo de profesional reportero de guerra. Me parece más acertado hablar e “reporteros de paz”, ya que, en definitiva, es lo que se busca con nuestro trabajo.
 
 
¿Nos puedes contar alguna anécdota de tu último reportaje?

Cuando llegué a Sinaloa se acababa de producir la extradición del Chapo Guzmán a EEUU. Había mucha tensión en las calles y en los 15 días que estuve hubo 84 asesinatos y numerosos secuestros y desapariciones. Realizando el reportaje de La Bestia , de manera fortuita, nos topamos con unos sicarios que estaban realizando un intercambio de droga debajo de un puente, justo donde debíamos girar para tomar la carretera de regreso. Fue un momento de tensión ya que comenzaron a seguirnos 2 motos y 1 coche. Afortunadamente, nosotros llevábamos un todoterreno de gran cilindrada y al ser una carretera de tierra y en muy mal estado, después de 10 minutos conseguimos dejarlos atrás. Es una anécdota, pero allí es el día a día de muchas personas que no tienen nada que ver con el narco y se ven involucradas accidentalmente en sus redes.
 
¿Qué consejo le darías a un alumno que quisiera convertirse en un profesional como el que has llegado a ser?

Que siga aprendiendo y preparándose constantemente. Es una profesión que cada día engloba más aspectos profesionales (fotografía, vídeo, redacción, redes sociales, idiomas, etc) y hay que dominarlos todos. Algo que considero fundamental, aunque pueda parecer algo obvio, es leer. Leer muchísimo, de muchas fuentes, autores y medios. Leer ensayos, libros de historia política, periodismo. Cuanto más leas mejor preparado estarás para realizar el trabajo y mejor lo harás. Veo a muchos jóvenes periodistas que quieren correr demasiado y saltarse pasos importantes en su desarrollo profesional. Casi no han terminado sus estudios y ya piensan en realizar viajes a zonas de conflicto. Les recomendaría que primero hagan bien las noticias cercanas, que se curtan en el periodismo local y vayan ampliando hacia el global, que necesita más preparación y experiencia. Todas las semanas hay noticias de interés que pueden cubrir de manera individual y que les reportará un conocimiento fundamental para su profesión y para poder acometer retos mayores.
comillas

En cualquier conflicto, sea en el lugar que sea, encuentras las mismas miradas en las personas que los sufren.

Fernando Ávila Bercial
Fernando Ávila Bercial
Profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación