Revista Interna Universidad Europea

UE
12 diciembre 2018

Logros 27.03.2017

Laura y Ana Elena reconocidas por Laureate gracias a su proyecto de innovación educativa

Proyecto premiado en Hybrid Teaching & Learning (HTL) Research Grant: Improving student engagement in online courses through the task-based approach.
¿En qué consiste vuestro proyecto?
Nuestro proyecto, titulado “Improving student engagement in online courses through the task-based approach”, parte de la constatación de ciertos problemas o aspectos mejorables detectados en la modalidad de enseñanza online, cada vez más en boga en el mundo de la educación, en general, y en particular en la enseñanza de lenguas modernas, una parcela a la que los profesores del Language Center dedicamos no pocas horas de nuestra docencia cada curso. A pesar de este interés y demanda creciente, esta sigue sin ser la opción preferida de los estudiantes, que muchas veces se ven obligados a recurrir a ella simplemente por incompatibilidades de horario o ubicación geográfica y no por elección propia. La consecuencia directa de esta circunstancia es una mayor tasa de absentismo y, en último extremo, abandono de los cursos online, y un menor compromiso y motivación del alumnado que tiene su reflejo en un rendimiento académico inferior al de los cursos presenciales o semipresenciales. La hipótesis que sustenta nuestro proyecto es que un giro metodológico –basado, concretamente, en el enfoque por tareas (“Task-Based Learning”)–, que exige una mayor implicación de los estudiantes en su propio proceso de aprendizaje, acarreará una mejora en su compromiso, participación y rendimiento. 

¿Cuándo comenzásteis a gestar la idea? ¿Cómo se os ocurrió?

Los profesores del Language Center siempre hemos sido conscientes de la necesidad de esta mejora. Al conocer la convocatoria de Laureate para la concesión de becas de investigación vinculadas a la enseñanza híbrida y online, nos dimos cuenta de la gran oportunidad que se abría ante nosotros, y fue así como un equipo de profesores con inquietud por la investigación decidimos ponernos manos a la obra. 
¿Cuál es la principal fortaleza de vuestro proyecto?
La propia metodología que vamos a implementar en grupos de enseñanza online, un terreno en el que el enfoque por tareas está todavía poco explorado y explotado y que, sin embargo, consideramos que puede tener una importante proyección. De acuerdo con esto, la aportación de nuestro equipo va a consistir en el diseño y la creación de un material didáctico coherente con esta metodología que en el futuro podamos también compartir con nuestros compañeros de la red de Laureate. 

¿Cómo impacta en los estudiantes?
Según la literatura revisada, la metodología basada en tareas aumenta la colaboración entre compañeros y la interacción en el aula (virtual, en este caso), un elemento imprescindible para una enseñanza de idiomas de calidad. Además, se ha demostrado que esta metodología de corte inductivo tiene un efecto positivo en la motivación del estudiante, con lo que esperamos comprobar que su aplicación a la enseñanza de idiomas online tenga un impacto en la reducción del absentismo y el incremento del rendimiento académico de los estudiantes.

¿Cuánto esfuerzo es necesario para poner en marcha y desarrollar una idea así?

Somos un equipo de seis profesores investigadores y cinco colaboradores: de estos últimos, tres de ellos están participando ahora mismo en el diseño del material didáctico y otros dos serán los encargados de la impartición de los cursos online el próximo trimestre haciendo uso de los materiales confeccionados para tal fin.

El esfuerzo exigido es, sin duda, importante en varios aspectos: por un lado, por la coordinación que requiere un equipo grande; y, por otro, por las diferentes variables y grupos que deberemos controlar y contrastar por medio de diferentes instrumentos de medición cualitativa y cuantitativa. 
¿Cómo veis el futuro de la educación? ¿Dentro de unos años ya no existirán las clases presenciales?
A pesar del continuo crecimiento de la enseñanza online, no creemos que esta modalidad pueda llegar a suplantar las clases presenciales. No obstante, el perfil del alumnado del siglo XXI, completamente diferente al de décadas atrás, y los avances tecnológicos que posibilitan esta –ya no tan nueva– modalidad de enseñanza, plantean un desafío en el mundo de la educación que, a nuestro modo de ver, debe ser abordado desde el punto de vista de la metodología. 

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes -si existen- del ámbito híbrido?
Una de las principales ventajas de la enseñanza online es que el alumno se convierte en el eje de su propio aprendizaje, aunque –según su disposición, disponibilidad, nivel de autodisciplina y motivación– esto mismo puede constituir el escollo más importante. Otras ventajas claras de esta modalidad son la flexibilidad horaria, que resulta idónea para un perfil de alumnos que con frecuencia tiene problemas para compatibilizar su tiempo de estudio con otras actividades profesionales, y la facilidad para acceder a los contenidos en cualquier momento y desde cualquier lugar. Todo ello supone, por cierto, un esfuerzo añadido en la labor del profesor en cuanto a la exigencia de comunicación e interacción constante con el estudiante y la necesidad de ser instructor, evaluador, acompañante y, en definitiva, guía para que la experiencia de aprendizaje sea lo más provechosa posible.
comillas

Con el enfoque por tareas conseguimos dar un giro a la formación online

Ana Elena Martínez y Laura Amigot
Ana Elena Martínez y Laura Amigot
Docentes e investigadoras del Language Center