Revista Interna Universidad Europea

UE
17 octubre 2018

En Persona 02.06.2017

Proyecto Mielina

Leoncio lleva con nosotros, en La Orotava, desde 2013, primero como docente en el Grado de Comunicación Publicitaria para ocupar en septiembre de 2014 su nuevo puesto como coordinador pero sin dejar de lado la docencia, esta vez de la asignatura Pensamiento Creativo. 

La idea de apoyar este proyecto nace de la participación de Leoncio como corredor en una de las actividades organizadas por Pichón Trail Project. Una Asociación que surge de la inquietud y solidaridad de familiares y amigos de un corredor amateur diagnosticado de Esclerosis Múltiple (EM). El objetivo fue visibilizar esta enfermedad y apoyar a las personas que la sufren.
“La iniciativa ha calado tan fuerte en la sociedad canaria que hoy, dos años después está formada por más de 700 amigos solidarios y más de 80 corredores distribuidos por todas las islas, la península y hasta otros países. Es una especie de equipo deportivo en el que no hay categorías ni entrenadores, cada uno corre lo que puede y quiere y con quien quiere y donde le apetezca, el compromiso es visibilizar la EM a través del equipaje deportivo que llevamos”, nos cuenta Leoncio. 

A partir de aquí nace Mielina. “El presidente de la Asociación, José Marino Álvarez y un miembro de la junta directiva de la misma, Dionisio Luis, me propusieron este proyecto a través del cual no se pretende ‘solucionar’ la vida de los afectados por EM, sino ofrecer un espacio en el que puedan formarse en determinados aspectos, informarse sobre posibilidades, mejoras, oportunidades y además ser acompañados en su día a día. Un foro en el que las personas puedan manifestar sus inquietudes y escuchar testimonios positivos que les ayuden. El proyecto me pareció fascinante y se lo propuse a la Universidad y desde el minuto 1 se abrieron las puertas de la misma. El 25 de mayo empezamos a dar estas sesiones, y están implicados estudiantes, profesores del claustro, personal de servicio…”, apunta Leoncio. 

El Proyecto Mielina, que toma su nombre de la sustancia que recubre los axones de ciertas células nerviosas y que se ve afectada en las personas con esclerosis múltiple, tiene como objetivo visibilizar los problemas que las personas con esta enfermedad pueden sufrir, así como demandar más investigación clínica. 

Entre mayo y diciembre, nuestro Campus de Canarias está siendo sede de esta iniciativa a través de la proyección de una serie de sesiones que pretenden formar y acompañar a personas con esta enfermedad, y también a las que se encuentran en su entorno cercano, como familiares, amigos y terapeutas.
Además, los estudiantes de la UEC pusieron en marcha, de manera paralela, y con motivo del día Internacional de la Esclerosis Múltiple, una acción en la calle denominada 100 metros por la esclerosis múltiple, en la que cualquier persona pudo aportar su ayuda al proyecto y recorrer, de manera solidaria, 100 metros en una cinta de correr, haciendo visible el lema de los deportistas de Pichón Trail Project “corremos por la esclerosis múltiple”.

De nuevo nos abrimos a la sociedad y a sus problemas, y ponemos a su disposición el capital humano que existe entre nuestros profesores y estudiantes”, comenta la Cristiana Oliveira, Rectora de  la institución: “Pretendemos contribuir a mejorar en lo posible la calidad de vida de este colectivo, para ello brindamos nuestras instalaciones, nuestro conocimiento y nuestras ganas e ilusión por contribuir a una sociedad mejor”. 

Actualmente, más de 40.000 personas sufren esclerosis múltiple en España. Se trata de una enfermedad autoinmune, también llamada de las mil caras, que ataca al sistema nervioso central. Las personas afectadas pierden calidad de vida, y la información que reciben sobre cómo afrontar esta pérdida muchas veces no es la apropiada o se torna insuficiente. Esta patología no tiene un origen conocido, no es hereditaria y suele presentarse entre los 20 y los 35 años de edad.

Ante la pregunta “¿Qué te gustaría conseguir a través de esta iniciativa?” Leoncio lo tiene claro: “En primer lugar ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas. La EM puede afectar a cualquiera, no te llega a través de un virus o una bacteria, no se contagia. Aparece hoy y ya no te la puedes quitar más. Por eso es muy importante visibilizar que cualquiera de nosotros puede sufrirla, tiene mil caras. Como otras enfermedades necesita un empujón social para que se sigan investigando sus causas y sus tratamientos; por otro lado, quienes la sufren también necesitan un espacio, y este espacio debe ser amable, enriquecedor, positivo, acogedor, si conseguimos aportar un granito a cualquiera de estas dos cosas, habremos triunfado.” 

¿Repetirán el próximo año? “La idea es que sí, que el año que viene montemos el Proyecto Mielina a partir de lo que salga de este. Si los usuarios nos piden más sesiones, pondremos más, si quieren menos, pues reduciremos. Si demandan más información clínica, trabajaremos por conseguir especialistas que vengan a ofrecerla, y si lo que quieren es solo un foro de debate pues así lo estructuraremos. Todos los compañeros implicados, Bárbara Dans, nuestra coordinadora académica, Cristina Casanova nuestra coordinadora de Salud, e incluso los estudiantes voluntarios, y por supuesto los miembros de la Asociación, hemos llegado a esta conclusión. Nuestra implicación está, solo falta ver el resultado” apunta Leoncio. Está claro que ganas y compromiso social no les falta. ¡Enhorabuena a todos!

comillas

Tenemos que dar visibilidad a esta enfermedad y hacer consciente a nuestra Comunidad Universitaria de que cualquier persona puede padecerla. 

Leoncio González Martín
Leoncio González Martín
Coordinador de titulaciones de la Facultad de Ciencias Sociales. Profesor de Comunicación Publicitaria.