Revista Interna Universidad Europea

UE
11 diciembre 2018

En Persona 20.02.2017

Próxima parada... York

Docente de Ética Empresarial y de Etica y Legislación en Canarias, nuestro compañero David Curbelo se encuentra realizando una estancia internacional en la York Law School. Así que nos ponemos rumbo a Inglaterra para mantener una agradable conversación con él. 

David posee una dilatada formación académica que justifican su Licenciatura en Derecho, Economía, Administración y Dirección de Empresas, así como su Máster en Bioética, en Asesoría Fiscal y Contabilidad (CEF) y en International Business Law, además de su Doctorado en Filosofía del Derecho. 

Con este interesante perfil, David se dedica a la asesoría fiscal y jurídica de empresas desde su propio despacho, y lleva cuatro años compatibilizando su desarrollo profesional con la actividad docente. Desembarca en la Universidad Europea de Canarias en 2013 y aún recuerda ese primer día con “los nervios a flor de piel”, tal y como nos cuenta. “Tenía clase a primera hora y no había muchos profesores ‘más veteranos’ a los que preguntar nada... Recuerdo a José Luis, encargado de la recepción, que tenía listo el ‘pack’ del profesor. Él era el que controlaba todo, yo no sabía ni dónde estaban las aulas ni en cuál me tocaba..”. De hecho, confiesa que no son sólo los estudiantes los que aprenden en la Universidad: “Los profesores también estamos en continuo aprendizaje, y el primer día de trabajo siempre es una experiencia difícil de olvidar. Luego, en el aula, los nervios se olvidan. Creo que he crecido mucho como persona desde que estoy aquí.”
Cuando le preguntamos por su mejor momento en estos años, nos cuenta que “se queda” con la primera promoción de Grado. “Ha habido mucho esfuerzo por parte de muchas personas para que fuese posible. Es un orgullo ver a los alumnos recogiendo el fruto de tanto esfuerzo (…) El espíritu de equipo hace que sea más sencillo alcanzar los objetivos. Ahora… a por la segunda promoción.” Sensaciones que posiblemente se justifiquen por su vocación docente: “El trabajo de un profesor implica una enorme carga de responsabilidad, pero también es muy gratificante. Te obliga a dar lo mejor de ti para que los alumnos puedan dar los mejor de ellos mismos. Es una especie de simbiosis, creo que nos retroalimentamos. Trabajar con gente joven y con tantas ganas de demostrar lo que son capaces de hacer te contagia de energía, y hay que saber estar a la altura. Por la temática de mis asignaturas, las clases son muy dinámicas e imprevisibles, hay que estar siempre alerta. La rutina no existe, y eso es muy estimulante.”

¿Quieres saber cómo está viviendo su experiencia y un poquito más sobre él? Esto es lo que nos ha contado… 

David, ¿por qué decides realizar una estancia internacional?

La verdad es que llevaba tiempo queriendo hacer una, y por unas cosas o por otras, no había tenido la oportunidad. Cuando era estudiante no pude y siempre me quedó la "espinita". Hace dos años me embarqué en un LLM impartido por la Universidad de Liverpool en colaboración con Laureate (LLM International Business Law) del que sólo me falta por presentar el TFM. Y ahí empezó todo. Es muy difícil hacer un TFM de calidad, en inglés, desde España. Para escribir bien hay que cambiar el chip idiomático. Entonces empecé a valorar la posibilidad de aprovechar una estancia para dedicarme al 100% a la investigación en inglés. Era una oportunidad de mejorar el idioma y de conocer otras formas de hacer las cosas. Me interesaba mucho profundizar en el sistema anglosajón del Common Law y ampliar la red de contactos. 

¿Cómo está siendo tu etapa den la York Law Shool?

Una experiencia maravillosa. Mejor de lo que me había imaginado. Desde el primer momento la acogida fue muy cálida. Todos los profesores mostraron un gran interés en conocer lo que hacía y se mostraron muy colaborativos. Carrie Bradshaw, la profesora que me abrió la puerta a esta estancia, se ha volcado completamente. Actualmente colaboro con ella en el módulo de RSC del LLM que se imparte en la Universidad de York. Ella trabaja con el método ‘flipped classroom’ y los seminarios son eminentemente prácticos, así que me sentí muy identificado con su forma de plantear las clases. Han puesto a mi disposición todos sus fondos bibliográficos y tengo mi espacio en la biblioteca para poder trabajar de forma autónoma. Cada viernes repaso con Carrie mis avances y comentamos diferentes puntos de vista vinculados a nuestros proyectos de investigación. 

¿Podrías contarnos brevemente en qué consiste tu proyecto de investigación? 

El origen de mi investigación tiene mucho que ver con mi experiencia como bioeticista y empresario. En los 12 años que llevo en el Comité de Ética Asistencial del Hospital Universitario Ntra. Sra. de la Candelaria hemos desarrollado un sistema de deliberación para la toma de decisiones  en el ámbito sanitario, basado en la pluridisciplinariedad del Comité y en la aplicación de los principios bioéticos. Mi proyecto busca adaptar este método de toma decisiones en el ámbito sanitario al ámbito empresarial, incorporando valores propios de la ética médica, como el principio hipocrático de ‘no dañar’. En el mundo de la empresa la toma de decisiones se basa fundamentalmente en criterios de eficiencia económica y en la obtención de resultados a corto plazo. Es todo ‘muy capitalista’. Pero cuando introducimos otro tipo de objetivos no económicos (como los ODS de la ONU) o valores como ‘no dañar’, el proceso de toma de decisiones ha de cambiar necesariamente.

¿Cuáles serán los próximos pasos de tu investigación?

Los próximos pasos vienen determinados por los que ya he dado. Todo empezó en Florencia, en mayo de 2016. Erio Ziglio, gran amigo y mi mentor -ex Director de la oficina europea de la OMS- me animó a hacer algo ‘diferente’. Empezamos a trabajar algunas ideas y empecé a valorar unir mis dos pasiones –la ética y la empresa-. Tras analizar diferentes opciones, decidí que los ODS podían ser un interesante punto de partida. Casi sin darme cuenta, me vi embarcando a Nueva York, donde tuve la inmensa suerte de participar en el UN Global Compact Leadres Summit en la sede de Naciones Unidas, donde conocí muchísimos proyectos que trataban de integrar los ODS en el mundo de la empresa. Ya como miembro de la Red Española del Pacto Mundial me he ido especializando en todo lo relacionado con los ODS. Publiqué una serie de artículos en la prensa regional sobre cada uno de los 17 ODS. En noviembre, nuevamente en la sede de Naciones Unidas (esta vez en Ginebra) pude comentar las líneas básicas de mi investigación con el profesor John Ruggie, padre del “Informe sobre Empresa y Derechos Humanos” de la ONU. Sus orientaciones me han servido para identificar mejor muchos problemas que se planteaban a la hora de pasar de la teoría a la práctica.

El próximo mes de mayo presentaré un avance de este proyecto en el XXV Congreso EBEN European Business Ethics Network. Y en noviembre/diciembre de 2017 lo defenderé ante el Tribunal de la Universidad de Liverpool.  Mi idea es seguir trabajando en la aplicación de criterios éticos en la toma de decisiones empresariales de una forma práctica. Con la colaboración de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife y sus empresas asociadas estoy tratando de poner en práctica esta nueva metodología.
¿Qué es lo que más te está gustando de York y de la Universidad en la que estás?

York es una ciudad con una fuerza increíble. Es pequeña pero cargada de historia. Cada rincón tiene encanto, y la gente es muy amable. El clima no es tan malo como lo pintan… Apenas llueve y las temperaturas rara vez baja de 0º. Hay mucho verde y poco tráfico. Aquí la bicicleta es el medio de transporte más usado, seguido de la guagua. Es una ciudad amurallada que ha sabido conjugar la protección de su patrimonio con el desarrollo económico. Hay una perfecta simbiosis ciudad/universidad que me ha llamado mucho la atención. La universidad está en las afueras de la ciudad, donde el verde domina todo.

Creo que lo más que me está gustando es que me han hecho sentir como en casa. Tener la oportunidad de conocer otra cultura, otras constumbres… a la vez que hago una de las cosas que más me gusta: investigar. He de decir que he venido con mi mujer y mis hijas… Y eso ha ayudado mucho. Pero también ha contribuido a hacer la inmersión más completa y nos ha ayudado a conocer a muchísima gente. Sin duda, una experiencia que trataré de repetir en cuanto tenga oportunidad.
comillas

Está siendo una experiencia maravillosa. 

David Curbelo
David Curbelo
Docente de Ética. Universidad Europea de Canarias