Revista Interna Universidad Europea

UE
11 diciembre 2018

En Persona 08.07.2016

Desayuno con Miguel Carmelo

Son las 9.15 de la mañana. Una mesa alargada preside la sala. Comienzan a llegar compañeros, docentes y no docentes, de diversos departamentos. Pero todos con un objetivo común: conocer de cerca nuestro pasado, presente y futuro, así como plantear inquietudes al invitado que estamos esperando: Miguel Carmelo, Presidente de la Universidad Europea y CEO de Laureate International Unversities Europa.

Así comienza el desayuno con empleados de este mes que tiene lugar en nuestro Campus de Villaviciosa de Odón. Una iniciativa que se celebra cada dos meses aproximadamente en todas nuestras sedes, también en Valencia y Canarias, y por la que ya han pasado unos 300 compañeros.

“Cuando celebramos el 15 Aniversario de Laureate desayunamos todos juntos y nos planteamos que podríamos hacer lo mismo, periódicamente, con todos vosotros”, explica Miguel, que ha llegado alas 9.30 en punto con una taza de café en la mano y una gran sonrisa.

Comenzamos remontándonos a los orígenes de nuestra Universidad, allá por el año 95. Cuatro años más tarde fuimos el punto de partida de Laureate, una compañía de origen americano que inicialmente, bajo el nombre Sylvan, estuvo enfocada en la educación primaria pero que más adelante, en el 2004, decidió agrupar bajo su marca sólo educación superior.

Hoy tenemos una foto fija de aproximadamente 75.000 empleados en más de 80 universidades que forman a más de 1.000.000 de estudiantes en 28 países de América, Europa, Asia, África y Oriente Medio. Ha llovido mucho desde entonces y el crecimiento ha sido exponencial. 
¿Cuáles han sido los elementos clave de este proceso? “La combinación de gestión empresarial y excelencia académica. De ahí viene nuestro éxito”, sintetiza Miguel, para enumerarlos seguidamente: gestionar nuestra universidad como una organización moderna; mantener el propósito constante de reinventar la educación superior; albergar una obsesión continua por la innovación, por hacer cosas nuevas o las mismas, pero de otra manera; poner en marcha un modelo académico adaptado al siglo XXI, de impacto social; tratar de anticiparnos a los cambios; poner al estudiante en el centro de todo lo que hacemos; nuestra orientación a la marca, a través de la creación de valores; gestionar los recursos humanos de manera óptima; medir todo lo que hacemos; y, por último, perseverar a través del esfuerzo porque “el trabajo puede ganar a las ideas” comenta Miguel parafraseando una declaración del entrenador italiano tras el partido de hace unos días frente a nuestra Selección.  

Desde al 2000 al 2007 crecimos de manera imparable “porque entendimos muy bien hacia dónde se movía la sociedad”, apunta Miguel, “además de ser los primeros en muchas cosas, como en adaptarnos voluntariamente al Espacio Europeo de Educación Superior.”

A punto de terminar su conversación con todos los asistentes, Miguel reserva los últimos minutos para mirar al futuro y hablar de nuestros retos, dimensionándolos en tres aspectos. Lo que llama “back office”, es decir, lo que el estudiante no ve, nuestros recursos, y nos habla de la necesidad de ser eficientes para optimizarlos. En segundo lugar, menciona el “front office”, que no es otra cosa que entender mejor el mercado, conectar con la sociedad. Y nos pone como ejemplo nuestra capacidad de entendimiento de la formación online e híbrida, clave para la educación del presente, pero, sobre todo, del futuro. Y, por último, menciona el “face office”, que entiende como aquello que impacta al estudiante, o lo que es lo mismo, el modelo pedagógico, el perfil de nuestros profesores, la investigación, la tecnología…

Es ahora el momento de comenzar con la ronda de preguntas por parte de nuestros compañeros. La investigación, las perspectivas de crecimiento, o algunos cambios adoptados recientemente en aras de la innovación y mejora de la calidad de nuestro modelo, son algunas de las cuestiones que se ponen sobre la mesa.  Miguel expone su punto de vista y conversa con todos ellos. Se acerca el punto y final del encuentro, aún queda mucho por decir, pero lo resume en unas pocas palabras llenas de significado. “Estoy seguro de que conseguiremos el éxito”. Y añade: “La estrategia es hacer pensar que Laureate es necesaria en Europa. Hacer que la Universidad Europea sea necesaria allí donde estemos.”

comillas

Estoy seguro de que conseguiremos el éxito. La estrategia es hacer pensar que Laureate es necesaria en Europa. Hacer que la Universidad Europea sea necesaria allí donde estemos.

Miguel Carmelo
Miguel Carmelo
Presidente de la Universidad Europea y CEO de Laureate International Universities Europa