Revista Interna Universidad Europea

UE
20 octubre 2018

En Persona 23.03.2018

Conociendo a... Félix Armadá

Félix Armadá es un alumno de tercer curso del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Creación Musical de nuestra Universidad en Madrid. Lleva en el mundo de la música desde que era pequeño y tiene estudios de piano, guitarra y violín. Entre sus hobbies destacan la composición y la pintura. Nuestra estudiante del TOP Program, María González, le entrevista para togUEther Magazine. 


Este año ha empezado el Club de Filosofía y tú eres uno de los que lo está llevando ¿no es así?

Sí, así es. No obstante es un club de todas las personas que lo integran. Todos proponemos y participamos, desde donde podemos aportar, tanto alumnos como profesores. Solemos combinar las sesiones con las dos metodologías de trabajo: la del estudiante preocupado por la actualidad y la repercusión social y el profundo trabajo metodológico de investigación y sustracción histórica que ponen los profesores.

¿Cómo se te ocurrió?

La idea de hacer un club de filosofía fue un proceso paulatino. Comenzamos un par de alumnos interesándonos por ese epicentro de pensamiento francés de mediados del pasado siglo. Evidentemente ya teníamos vagas nociones de filosofía clásica y moderna pero la contemporaneidad fue el resorte práctico donde vimos reflejado nuestro entorno actual. 

Así que como un grupo un poco "friki", nos empezamos a reunir esporádicamente por nuestra cuenta y vimos que estos encuentros tenían bastante tirón, por lo que decidimos formar un club oficial.
 
¿Qué fue lo que hizo que quisieras sacarlo adelante?

Como he mencionado antes, es la inquietud por el mundo actual; de donde viene, sus condicionantes, los "por qués", los efectos y repercusiones de las líneas de acción... Es el tratar de recuperar un lugar de pensamiento y puesta en común tratando de tener contacto con el mundo real y no quedarnos en una vacua abstracción conceptual. 

¿Y el club de coro?

El club de coro es otra cosa, aunque la esencia explicativa es similar. Tenemos poco contacto con la interacción grupal por el mero disfrute de la música. No hay nada mejor que un grupo de gente desinteresada que quiere disfrutar de la expresión vocal y compartirlo. 

¿Está siendo complicado coordinarlo tú solo?

No creo estar coordinándolo yo solo, aparte que no hay mucho que coordinar. Ambos clubes los formamos personas con ganas de crecer. Es algo así como un conjunto de partes y personalidades que conforman un organismo más grande. Sin una relación bilateral de dar y recibir, ninguno de los dos clubes seguiría funcionando.

comillas

Ambos clubes los formamos personas con ganas de crecer.

Félix Armadá
Félix Armadá
Estudiante del Doble Grado en Comunicación Audiovi