Revista Interna Universidad Europea

UE
11 diciembre 2018

En Persona 19.11.2018

Participamos en "Innova Concrete"

El profesor de la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño, Lorenzo Fernández-Ordóñez ha dirigido, junto a Francisco Domouso, director del Departamento de Arquitectura, a un equipo de alumni que ha analizado el estado de los materiales de la escultura de Eduardo Chillida, “Elogio del Horizonte”, en Gijón. Éste análisis supone uno de los primeros pasos del proyecto de investigación sobre la regeneración del hormigón armado “Innova Concrete”, financiado por la Unión Europea (UE).
Entrevistamos a Lorenzo para conocer a fondo este importante proyecto. 

¿En qué consiste el proyecto Innova Concrete y cuál es la contribución de la Universidad Europea?

Se trata de un proyecto de investigación financiado por la UE dentro del H2020, dotado con unos siete millones de euros y cuyo objetivo es encontrar una solución a la degradación del hormigón armado, ya que este material, a pesar de su percepción robusta, es un material inestable termodinámicamente para el que en la actualidad no existe un tratamiento que permita resolver sus problemas a largo plazo sin picar, sanear y reparchear. 

¿Cómo surgió la colaboración de la Universidad Europea?

A través de mi empresa, Estudio Guadiana, que es socio del consorcio adjudicatario de este proyecto competitivo. La Universidad Europea está colaborando con Estudio Guadiana como socio tecnológico y de logística. Aunque la Universidad no es socio del consorcio, apoyó mi participación como profesor en el proyecto, para lo que cuento con un equipo formado por egresados y profesores. Este tipo de sinergias suele ser habitual, ya que nuestro claustro está formado por profesionales con una elevadísima cualificación, lo que permite disponer de una altísima capacidad técnica y conceptual para abordar problemas de gran complejidad. 

¿Hasta cuándo se extenderá esta colaboración?

El proyecto dura tres años, ha comenzado éste, así que nuestra participación y, por tanto, la de la Universidad Europea se extenderá hasta finales de 2020.

¿Cómo ha sido el día a día de la participación en Innova Concrete?

Ha sido una experiencia verdaderamente única. Hemos estado “subidos” a la escultura durante una semana completa y hemos tenido que diseñar los medios y los métodos de la toma de datos que teníamos que realizar para que los otros miembros puedan modelizar el hormigón y su estado. 

¿Alguna fase ha sido especialmente compleja?

Una de las cuestiones menos habituales fue que delante nuestro pasaban continuamente paseantes, ya que es uno de los lugares más emblemáticos de Gijón. Y todos ellos miraban y preguntaban lo que estábamos haciendo. Por ello elaboramos un plan de comunicación que incluía difusión en prensa, cartelería, incluso jornadas, todo ello con el objetivo de para explicar el trabajo que estábamos haciendo en tiempo real. Otra cuestión nada desdeñable, es la posición junto a un acantilado, muy expuesta, que hizo que garantizar la seguridad de la acción requiriera un esfuerzo adicional.

Y, para terminar, ¿con qué te quedas de la experiencia? 

Hubo momentos mágicos en los que llegamos a entender la escultura y su verdadera relación con el horizonte. Poder ayudar a que esta obra tan maravillosa se pueda conservar es un gran orgullo para todos nosotros.

comillas

Vivimos momentos mágicos en los que llegamos a entender la escultura y su verdadera relación con el horizonte. Poder ayudar a que esta obra tan maravillosa se pueda conservar es un gran orgullo. 

Lorenzo Fernández-Ordóñez
Lorenzo Fernández-Ordóñez
Docente de la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño (Madrid)